• Adolfo Franco Escamilla Carranza

El Domo Desnudo

Estas fotografías son valiosas ante todo por su desnudez. Su mayor atributo es una sinceridad bien lograda; una ética estética que se sobrepone a la pura estética sin eticidad.



Estas fotografías no son transparentes, no. La desnudez nunca ha sido transparencia. La desnudez es roca sólida, de domos suaves impertérritos, simultáneamente gélida y abrasante y tibia al tacto; no se le descubre con los ojos, no es el velo traslúcido, sino el dosel nebuloso que rebosa de un misterio erótico. Esta no es la desnudez pornográfica que todo lo enseña al punto de matarlo a miradas. El simple mirar no puede penetrar ni ver más allá. El simple mirar no puede decirnos nada trascendente, y por eso no es auténticamente sincero. Mirar es un acto de ceguera parcial.


Sí, esta desnudez se trata de una sinceridad que deleita desde fuera de los campos de la esteticidad placentera, mas es ricamente epicúrea y caramente erótica. Es el ente pomposo no rimbombante, sin arabescos ni bajorrelieves. Es el domo vivo y expuesto, liso, al punto de que la mirada se resbala suavemente por sus contornos. Es como si no hubiese nada que pudiera posiblemente mirarse porque mi ojos no pueden detenerse en algo concreto. Parece inverosímil. Mi mirada no reposa en ningún punto fijo. No se puede sostener. Mi mirada descansa en el objeto todo. Tan sólo veo «todo» y me relajo. Será más bien que veo nada. Veo nada y me distiendo en sus curvas. La nada es curvilínea. Perpetuamente curva abierta de sí misma.



Quizás contemplar sea algo más que observar con nitidez. Quizás contemplar sea no ver nada; poder no poder ver nada. Poder no poder. Y esto es la calma sagrada y fulgurante de la observación que medita sobre sí sin imponerle nada a lo otro. Es un estar no frente al objeto, sino ante el objeto, como un igual sin oposición. Es una tenue reverencia que se disuelve en caricia (Dios mío, ¿así se siente la libertad?). Nos hacemos des-yectos uno del otro, nos anclamos, y toda dualidad objeción-sujeción desaparece en contornos-cortinas de tersa seda. El domo es una sinceridad completa, completamente desnuda a cortinas cerradas.


He aquí el arcano detrás de toda mirada verdaderamente profunda. Es el universo que se desvela tras verlo sin poder ver,

Dios mío.


Por Adolfo Franco Escamilla Carranza (@adolfo.escarranza)


#city #urbanart #urban #urbano #urbanismo #urbanphotography #fotografiaurbana #canon #canonphoto #canonmexicana #photooftheday #beauty #artist #yourshotphotographer #art #ofwolvesandbirds #photoshoot #morelia #mexico #canonphotography #filosofia #photography #prosa #photo #peace #aesthetic #curves #dome #building

3 views0 comments

Recent Posts

See All

About the Author

Meguitar_edited_edited.jpg

I'm Adolfo Escamilla, founder. writer and photographer in OW&B. My main mission in this blog is to share my soul in the hope of saving my own life, and in the hope of shedding light into the lives of others.

Posts Archive

Suscribe to receive alerts on new posts!

Thanks for submitting!