• Adolfo Franco Escamilla Carranza

Mito Sido Yo

Desdoblamiento entre Fe y Mito


Mi fe, una vida, y el motivo para vivirla. Eso era. La promesa de la esencia escondida tras cada gesto juzgado indescifrable; la promesa-antípoda meta todo horizonte apenas visible. Hice de la esperanza, más que la espera del final consubstanciado, el ocaso de una espera frustrada. Muerte de la espera: una sonrisa apacible corona la existencia como el sol corona la montaña. Muerte impasible y serena. Mas nadie me la prometió a mí. Me la prometí a mí mismo. Visé en cada cosa una excusa para creer. En cada atardecer había un augurio. La fe fue el mayor de todos mis pecados. Dios no hace promesas que no puede cumplir. Dios, ante ti, sólo puede prometerse a sí mismo.

A lo largo del caminar distraído que traviesa ignotas antesalas entre el sosiego y el extravío; en cada cosa, veo algo que me desdice hacia atrás, y remota la fe que me proyecta. Cada paso andado me desanda en el vivir. Existir es un irse desdiciendo. Exformado, soy siempre casi. No puedo ser negado, per hoc inexisto como verdad indemostrable. En cada fragmento roto de vida siste el mito renovado de mi preterpresente. No soy ya lo que hago con lo que hicieron de mí; soy el mito que se teje con lo que de mí se deshebra. Fui siempre una verdad a medias; una mentira inconsistente. Me desangro en hilos cobrizos, entre mis manos y las agujas que enhebran mis venas; y eso seré. Eso seré sido. Mito sido yo.

En cada fotograma la carne de un dios se hace verbo. El verbo desencializa el mundo en palabras. La palabra desahucia la carne. El mundo no se revela en el decir. El mito se esclarece sólo porque lo ilumino a disparos y dios se hace el mito incandescente de Dios. La promesa siempre incumplida; quemando, mancilla la realidad a pedazos. Pedazo de realidad. Mito escrito en pasado simple. El mito se escribe en pasado simple. Pero yo no puedo narrarme; inapelable, soy el mito moderno que será escrito por alguien que no podrá escribirse a sí mismo. Por eso escribimos Historia. Seré leído porque somos sidos. Y mi vida serán los mitos de mi vida.

Verbalizo la esencia que acaeció; esencia que muere ante mis pies helados de piel raída. La imagen reificada del mundo que sucumbe ante mí y el lente de la cámara. La muerte viene a morir conmigo; juntos horadamos panteones de númenes que llegaron idos. Su manifestación más fehaciente fue su más certera ausencia. Nacieron muertos y carbonizadas sus almas. Entre fotones y espasmos, fuimos dados a luz. Llegué sido, a morir.

Dios, llegué sido a morir y a matarme con cada disparo de la cámara. Dios, si eres en mí, mueres conmigo. Mientras ardas en mí, yo arderé contigo. Y del mundo no quedará nada, más que la foto quemada, de mi sonrisa escocida.



16 views0 comments

Recent Posts

See All

About the Author

Meguitar_edited_edited.jpg

I'm Adolfo Escamilla, founder. writer and photographer in OW&B. My main mission in this blog is to share my soul in the hope of saving my own life, and in the hope of shedding light into the lives of others.

Posts Archive

Suscribe to receive alerts on new posts!

Thanks for submitting!