• Adolfo Franco Escamilla Carranza

¿Recuerdas a Aquel Niño?

Alguna vez fui, la Flor en el Desierto



¿Recuerdas a aquel niño callado, con esa bonita chamarra verde, playera negra de florecitas y una gorra gris puesta hacia atrás?

Todavía tengo esa chamarra. Está en mi clóset. Aún la uso a veces, cuando estoy solo y siento un frío aterrador, uno que el calor no puede mitigar. Por algún motivo dejé de usarla frecuentemente hace años. Tal vez dejé de sentirme identificado con el niño de aquel entonces, un poco triste, un tanto cabizbajo y siempre con la mirada apuntado hacia el suelo. Tal vez, muy en el fondo, me desconecté de la inocencia en su mirada; de la nobleza que inundaba a sus lágrimas reprimidas. Hace muchos ayeres que dejé de fijarme en su dolor. Mas en ocasiones puedo sentir todavía su presencia en mi interior, y su mirada en mis ojos. En las noches más frías siempre me acompañó.


… ¿Recuerdas cómo te gustaba esa chamarra cuando me la ponía?...


La gorrita gris hacía sentir a ese niño protegido; ese era todo el misterio detrás de la curiosa gorra; del por qué la usaba tanto. Me llegué a resfriar montones con esa gorra. ¡Vaya que sí! No podía resistir la tentación de ponérmela momentos después de bañarme en las mañanas. Mi cabello nunca secaba bien. Pero yo era fuerte con ella. Más aún, porque la usaba hacia atrás. Eso me hacía sentir fuerte (y, ¿por qué no? Un poco ‘malo’ también). En una ocasión mi padre, cuando yo era muy pequeño, notó el miedo que me sobrecogió antes de bajar del coche para tomar mis primeras clases de inglés solito. En una muestra de afecto que jamás olvidaré, él tomó la gorra que traía puesta y me dijo que se trataba de una gorra mágica, y que siempre que él tenía miedo se la ponía y el miedo desaparecía. Con una sonrisa en el rostro me ofreció su gorra, y con una sonrisa en el rostro la tomé de sus manos. No me quité la gorra en todo el día.


… ¿Recuerdas lo fuerte y atractivo que lucía a tus ojos con esa gorrita girada hacia atrás?...


Sobre la playera con dibujitos de flores: No sé si recuerdas, pero, en realidad, no era de fondo negro. Era rosa. ¡Realmente era rosa! Pero siempre la usaba del lado inverso, ¡con la etiqueta a la vista y el bordado de fuera! Era mi lado favorito. La playera no estaba pensada para lucirse así, pero así me encantaba. En verdad que aquel niño escondía un secreto detrás de ese fondo negro. ¿Por qué usar, de entre todas sus playeras, esa así? ¿Por qué tapar el rosa, uno de sus colores favoritos? ¿Será quizás porque en su corazón había quebranto, el cual cubría detrás de una oscuridad impenetrable? ¿Sería que, tras de esa negrura, nadie notaría su dolor? ¿Se trataría justo de ese dolor que emana del afecto que se anhela, pero que nunca llega? Y, sin embargo, las flores de la playera mantenían su colorido al derecho y al revés, lo cual, viendo en retrospectiva, me parece que lo hacía muy feliz. ¿Será que de entre el quebranto, una flor se encendió?


¿No fue ese niño alguna vez, una flor en el desierto?


Hoy, a tantos años y emociones de distancia de mí mismo, me siento más lejos que nunca. Pero, de alguna manera, cuando estoy muy solo y muy triste, algo de ese niño vuelve a mí.


¿Recuerdas a aquel niño?...




#floreneldesierto #ofwolvesandbirds #recuerdasaaquelniño #adolfoescamilla


Recent Posts

See All

About the Author

I'm Adolfo Escamilla, founder. writer and photographer in OW&B. My main mission in this blog is to share my soul in the hope of saving my own life, and in the hope of shedding light into the lives of others.

Posts Archive

Suscribe to receive alerts on new posts!

Thanks for submitting!